PSICOLOGIA EDUARDO ORTEGA

Ámate a Tí Mismo

1 comentario

Quiérete hasta que te des asco…

¿Lleva tu vida pareciéndose ya un tiempo a todo lo opuesto de lo que habías imaginado? Es simplemente un síntoma de una patología que padeces ya hace años.

Quererse sale caro.

Pero no quererse SIEMPRE sale más caro…

¿Vives una vida gris y aburrida?

Esa monotonía es simplemente el reflejo de otra cosa: La carencia de amor hacia ti mismo. Llega un momento en el que no puedes más. En el que nada es bastante.

Un instante en el que la unica alternativa es comenzar a quererte de verdad.

Amarse ya no es una alternativa y se transforma en un grito, una necesidad…

 ¿Ha dejado de quererte tu pareja?

Pero a lo mejor TÚ has dejado de quererte antes que ella.

Ámate o muere.

Ámate con todas tus fuerzas, con toda tu alma. Ámate como si tu vida dependiera de esto, porque esta dependiendo de esto.

Y comienza ya, porque sólo se vive una vez. Reflexiónalo…

¿Te saboteas de alguna forma?…

No te amas lo sufiente.

¿Te cuesta exhibir aprecio a otra gente o tiendes a fastidiar a las personas que deberías proteger?

Porque no te aprecias como deberías.

¿Lo captas?

Si te quisieras, te lo demostrarías.

No le harías la vida imposible a tu familia. Ni a tus amigos. No molestarias a tu pareja. No irías por ahí envidiando a la multitud, sino admirando a todas esas personas que consiguieron algo que tú quieres.

Aprenderías de ellas, desde la convicción de que eres tan particular y divino como el que más. Tendrías claro que puedes hallar lo que te propongas siempre que lo desees bastante.

Y tratarías la patologia, no los síntomas.

¿Los síntomas? Tu vida y actitud de victima.

¿La patologia? Una colosal carencia de amor propio.

¿Y cual es el tratamiento?

Para quererte como un profesional sólo has de recorrer estos TRES NIVELES DE AMOR PROPIO en 10 pasos para convertirte en un maestro del autoestima.

PRIMER NIVEL: MODO BECARIO.

Tatúate en la mente la siguiente frase: “Si puedo conmigo, puedo con todo”.

1. Conócete a ti mismo. Los ojos son el espejo del alma. Mírate ocasionalmente a los ojos en un espejo en el transcurso de un mínimo de 5 ó 10 minutos. Mientras te miras, háblate con cariño. Conecta con tu corazón.

2. No eres tu peor enemigo. Invierte más tiempo, energía y emociones en las cosas que importan y puedes vigilar. Y menos en aquellas que no importan o sobre las que no tienes control alguno.

3. Unifica tu mente y tu corazón. Permitete sentir cuando estés contento y principalmente cuando estés triste o agotado. Sé compasivo y amoroso contigo.

SEGUNDO NIVEL: MODO CINTURON NEGRO.

Piensa en grande. Actúa en pequeño.

Ahora que ya pasaste de nivel, estás en condiciones de abrazar tu potencial, la fuerza de las palabras, (tu dialogo interno) aquello que nace de lo invisible, pero que sirve a un objetivo más grande.

4. Toma conciencia de tu diálogo interno de cómo te desvalorizas, criticas y juzgas. Obsérvalo, cámbialo y rectifica, y después déjalo ir, sin agregar nada más. El cambio y la transformación surgen de la aceptación, no del rechazo.

5. Reitera esta pababra “Me quiero”. No olvides de decirtelo…si estás desanimado, si las cosas no van como deseas, si estás triste o agotado. Ponte a tu favor y no en tu contra, se tu aliado y no tu enemigo, sin indulgencia o victimismo.

6. Pregúntate habiualmente que sientes. Que necesitas, que te gusta, que te haría bien. Párate a escucharte y conecta con tus sentimientos, actua consecuentemente.

7. Date eso que necesitas: tiempo, consideración, buen trato, comprensión, conversar con los amigos. Piensa en ti y di “NO” cuando desees decir no. Aléjate de la gente que te hace la vida imposible o toxicas.

TERCER NIVEL: MODO SOY LEYENDA.

En este nivel ya no estarás en pelotas en el juego de la vida.

Tu avatar tendrá ahora una capa, un escudo y una espadita para ir haciendo justicia como un superheroe. Enhorabuena!!

8. Sé tu mejor amigo o amiga. Escúchate, apóyate, se amable contigo, principalmente frente tus adversidades y fallos. Acepta lo que no te gusta de tí, sin justificarte.

9. Valora y agradece lo positivo de tu vida. Valora tu desarrollo, tus esfuerzos por crecer, salir adelante y aprende a AMARTE sin condiciones. Cree en ti, en tus habilidades, tus sueños y proyectos.

10. Aprende a relajar tu mente, a administrar tus emociones, a expresar lo que es necesario para ti. Nutre tu alma y cuida tu cuerpo. Confía en tí, la vida nos da una de cal y otra de arena pero no te sientas mal por ello.

No olvides amarte a tí mismo.

Psicología Eduardo Ortega 2018

Anuncios

Autor: Psicología Eduardo Ortega

"Compartir, Conocer, Aprender, Crear, Escuchar, Observar, Crecer"

Un pensamiento en “Ámate a Tí Mismo

  1. Si fuera rica te daría la mitad por salvar me la vida y aún te debería más por salbarme el alma en eso no hay plata que cubra el gasto por reflejarme lo grande que puedo soñar ser …gracias y me quedo de viendo a Dios por dejarme descrubrirte sanando a los demás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s