PSICOLOGIA EDUARDO ORTEGA

Casi Humanos

1 comentario

Las empresas forman parte de una marca con la que nos identificamos y todos queremos formar parte de una entidad que represente nuestros ideales.

Nos entregamos con pasión a estas organizaciones con la esperanza de poder contribuir a generar valor y crecer profesionalmente.

Los dueños de estas empresas están deshumanizando a los empleados aplicando doctrinas dominantes, esto se traduce en una pérdida de competitividad y de eficacia para la empresa, por sobre-costes sociales importantes y una amargura laboral general.

El testamento empresarial ha ido reformulandose con cada nueva etapa laboral, disfrazando el contenido, ahora se utilizan palabras  como; equipos, liderazgo participativo, apoderamiento, motivación, y que “lo más importante de la empresa es nuestro personal”.

El origen tradicional y arcaico del mensaje continua siendo el mismo adoctrinar a los trabajadores, pero utilizando otro discurso. La desmotivación y pérdida del compromiso de los trabajadores es una realidad que nos afecta a todos.

¡Porque somos humanos, no maquinas!

Pero, tal vez nos comportamos como maquinas programados por humanos en este Matrix Empresarial.

La empresa es la matriz, el órgano de reproducción de un programa.

Introduce un mensaje ejemplo, del tipo: “Proactividad” vendiendo a sus trabajadores un molde para imprimir este modelo en la plantilla de los empleados.

El mensaje se repetira en bucle en sus diferentes versiones: Activo, Multitarea, Dinamico, Laborioso, como un canto de sirena hipnotizante, se manifestara en la actitud del personal para que idénticamente sean maquinas de trabajo.

¿Sueñan las empresas con ovejas electrónicas?

En un futuro incierto, cabe la posibilidad de que todos actuemos como androides programados por arquitectos, esclavizados por la odisea futurista que es la Matrix Empresarial…

Las empresas están convencidas de que si sustituyen la palabra “jefe” por la palabra “líder”, conseguirán que los trabajadores suden la camiseta y se movilicen gritando como si no hubiera un mañana: “¡Todos a por más beneficios para la empresa!”.

Las personas que acepten este programa instaurado por la empresa, funcionaran como “ovejas” teniendo la percepción de poder “elegir”, aunque sera únicamente una percepción casi inconsciente.

Cuanto más crean en esta ilusión, más energía podrán producir.

Hay dos claves para que el programa funcione:

La primera es crear una ilusión para que los humanos crean en ella.

La segunda es que imaginen tener elección.

A tal efecto, es importante tolerar o incluso fomentar la idea de una minoría de rebelión para dar la sensación a los demás de que existe una elección.

En las empresas (y de hecho en todas partes), hay una legión de perfectos cumplidores, trabajadores serviles con los poderosos y altaneros con los demás, siempre dispuestos a identificarse con el modelo que les proponen.

Los arquitectos de este programa son los dueños de estas empresas que planifican y organizan al rebaño de ovejas, e intentan gobernar a los que les rodean, modelarlos.

(Es el jefe que te explota, te paga menos de lo que debería e intenta hacerte creer que es por tu bien, como recurso del sistema para hacer resurgir la economía.)

Pero aquellos trabajadores que rechacen el programa serán considerados…

“Casi Humanos”.

Los “Casi Humanos” son una minoría individualista.

En un mundo donde se aconseja ser dócil y está bien visto cambiar el fusil de hombro cada cinco minutos al mismo tiempo que los demás. El individualista es un factor de perturbación.

Una fuente de discordia que lógicamente, inspira desconfianza. 

Si alguna vez aparece alguien con ideas nuevas, hay que evitar a toda costa que esas ideas perturben al grupo.

Si los “Casi Humanos” no están controlados por los arquitectos y regulados por el programa, representaran una amenaza contra el sistema instaurado en la empresa y constituirían una creciente probabilidad de desastre.

Los “Casi Humanos” no tienen más ley que su placer, pero, no intentan imponérselo a los demás. Vuelcan toda su energía en su pasión; en el gran juego de la vida, su participación es absolutamente «individual».

A quienes se comportan así, sus colegas los ven como una especie de…

ANTIVIRUS del programa.

Porque no respetan las imprescindibles normas de convivencia, pero quizá lo que sucede es que, el Antivirus ha comprendido perfectamente en qué punto radica la barrera infranqueable entre el trabajo y la vida personal.

Al contrario que los “Casi Humanos”, son muy diferentes los empleados (ovejas) que han aceptado el programa sectario.

Estos trabajadores dóciles, sumisos y débiles se dejan captar por el discurso del Arquitecto hasta el punto de no poder desconectar del programa.

La realidad es que ninguna empresa podría funcionar sin estas entidades.

Para liberar a los Humanos, no sirve de gran cosa volver a engendrar nuevas generaciones de rebeldes bien controlados. 

Es precisamente su abundancia lo que hace que cualquier cambio sea posible.

Lo que hay que conseguir, es convencer a los Arquitectos del Matrix empresarial que cambien su manera de gestionar a las personas.

Si no lo entienden, se producirá un error catastrófico que aniquilará todos los Recursos Humanos y por consecuencia, a los propios Arquitectos del Sistema.

¿No crees que el mayor logro del departamento de Recursos Humanos, sería que los humanos dejasen de ser considerados como recursos?

Cuando la empresa considera a los humanos como recursos, los está considerando en el mismo plan que sus bienes, sus pertenencias (riqueza) o como un medio para conseguir sus objetivos personales.

Como cualquier recurso, los recursos humanos son susceptibles de ser contabilizados, medidos, controlados y utilizados como cualquier otro bien o medio de la empresa, es decir de un modo racional, numérico, objetivo e impersonal.

Siendo recursos, los humanos no sienten, no opinan, no se motivan, ni se consideran; son bienes, medios para conseguir unos fines.

Los humanos no son recursos, son socios de la empresa que aportan valor, para conseguir lo mejor de los humanos, hay que contar con su implicación y con su identificación en la compañía.

Es una paradoja considerar a los trabajadores como un recurso y una variable de ajuste y, a la vez, pedirles que se solidaricen con la empresa y se sientan comprometidos con ella.

“Antes de mirar lo que recibes, mira lo que estás dando”, esto es un principio de reciprocidad. Al menos, claro está, que se piense que una empresa puede conseguir el éxito oponiéndose a sus propios trabajadores.

Y tú, ¿Cómo te ves, estas dentro o fuera del programa?…

Hay modelos alternativos de liderazgo en la organizaciones que humanizan las empresas haciéndolas más competitivas.

Las personas individualistas aportan ideas que rehabilitan los procesos y se adaptan a las realidades sociales, económicas y humanas actuales.

Estos individuos “Casi Humanos” presentan nuevos paradigmas, nuevos valores de empresa y crean una estructura coherente capaz de hacer frente simultáneamente a las necesidades de este nuevo siglo y conciliar las expectativas de los propietarios con las metas del personal.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad y el ser un líder es imaginar un mundo que los demás tienen ganas de construir y que, a diferencia de mandar, liderar no consiste en ejercitar el poder, sino en conseguir que los colaboradores se sientan poderosos.

Dentro de cada uno duerme un ser brutal…

¡CASI HUMANO!

Psicología Eduardo Ortega 2017

Anuncios

Autor: Psicología Eduardo Ortega

"Compartir, Conocer, Aprender, Crear, Escuchar, Observar, Crecer"

Un pensamiento en “Casi Humanos

  1. Me parece una interesante reflexión…pero sobretodo es un secreto a voces, que en los departamentos de recursos humanos se callan para no crear una polémica grobal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s