PSICOLOGIA EDUARDO ORTEGA

La Semilla de la Desconfianza

2 comentarios

la semilla de la desconfianza (8)Hablar a las espaldas de alguien es la peor opción cuando se esta construyendo la confianza con la otra persona. Lo mejor es hablar de uno mismo sin caer en el egocentrismo.

Aunque hablemos bien del otro, lo que hacemos es mostrar que hablamos de los demás a sus espaldas…

La construcción de confianza es esencial para mantener una balanza emocional positiva en una relación. Y para construir la confianza, abrirse al otro es, sin duda, esencial.

la semilla de la desconfianza (5)Es importante recordar que hablar de otros a sus espaldas constituye sin excepción, un considerable aporte de hierro en la balanza emocional, tanto si hablamos mal de la otra persona como si hablamos bien.

Porque aun hablando bien del otro, lo que estamos haciendo es mostrar que hablamos de los demás a sus espaldas.

¿Qué garantía tiene nuestro interlocutor de que si lo hacemos de él será hablando bien?

De hecho, lo primero que se preguntara es:

“¿Qué debe decir de mí cuando yo no estoy?”.

la semilla de la desconfianza (2)Si de verdad queremos construir la confianza con alguien, el único camino posible es no hablar de los demás, sino de nosotros mismos.

De quienes somos en primera instancia, de nuestras vivencias a medida que avanza la relación y de nuestros sentimientos cuando ya estemos sumergidos en el proceso.

Pero, hay dos limitaciones a tener muy presentes:

1. Hablar de nosotros no se puede utilizar para monopolizar la conversación, ni ser un ejercicio de egocentrismo. Ha de ser un inicio de la conversación, una indicación del camino que queremos explorar, al que seguirá un profundo interés por lo que el otro nos pueda contar.

2. la construcción de la confianza requiere simetría en la profundidad de la conversación.

Si vamos muy lejos en nuestra apertura, si nos extralimitamos en lo que contamos de nosotros mismos el otro puede sentirse fuera de lugar y asustarse, huyendo de nosotros.

Pensara algo así: 

“Yo no estoy dispuesto a contarle todo eso de mí…”

la semilla de la desconfianza (7)Lo anterior es imprescindible en el contexto de una relación firmemente asentada: dos amigos pueden hablar de un amigo en común, con la intención de contrastar opiniones o ayudarle.

La conversación no solo es lícita es ese caso, sino que puede ser muy deseable.

CLAVES PARA CREAR UNA BUENA CONFIANZA.

la semilla de la desconfianza (1)Una forma de crear mi potencial contigo es que sea leal con los que no están presentes. Mi respecto y consideración a los demás es la mejor muestra de lo que será mi respecto y consideración contigo.

la semilla de la desconfianza (6)Hablar de los demás es tentador en círculos sociales: podemos abrir muchas conversaciones sin exponernos en absoluto. Pero es precisamente esta falta de exposición personal la que nos conduce a relaciones superficiales.

la semilla de la desconfianzaPocas veces somos capaces de hablar de los demás sin criticarlos. Y ademas no dar la oportunidad de defensa. ¿Qué sabemos de sus circunstancias?

La critica llama a la critica, y así el circulo vicioso esta servido.

¿Y a tí, no te silban los oídos?

la semilla de la desconfianza (4)Psicología Eduardo Ortega 2016

Anuncios

Autor: Psicología Eduardo Ortega

"Compartir, Conocer, Aprender, Crear, Escuchar, Observar, Crecer"

2 pensamientos en “La Semilla de la Desconfianza

  1. Sucede demasiaod a menudo y en todos los contextos…

  2. “Aunque hablemos bien del otro, lo que hacemos es mostrar que hablamos de los demás a sus espaldas…” Necesitaría más argumentos para poder compartir esa opinión. Una de las principales barreras de los halagos es precisamente creer que pueden ser utilizados para conseguir algo a cambio (desconfianza). Una de las formas en las que nos resultan los halagos más sinceros es cuando alguien nos dice que ha oido hablar bien de nosotros a través de alguien y nosotros no estábamos presentes (no había un interés de manipularnos al respecto). De hecho, yo lo suelo aconsejar a las empresas para generar ambientes de trabajo positivos que aprovechen para hablar bien de las personas incluso cuando no están presentes. No quiero decir con ésto que no se le de feedback positivo a la gente en primera persona y a la cara, lo que no veo es por qué va a generar desconfianza el saber que alguien habla bien de ti o de otras personas. Creo que uno de los piropos más hermosos que se pueden decir de alguien es “nunca le he oído hablar mal de nadie a sus espaldas” , Pero ¿bien?
    Gracias Eduardo por hacernos reflexionar y generar debate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s