PSICOLOGIA EDUARDO ORTEGA

La Adicción Sexual

27 comentarios

la adicción al sexo (4)La adicción al sexo o sexo compulsivo es una enfermedad mental que produce un desorden psicológico, la persona que la padece necesita tener relaciones sexuales en donde sea y con quien sea para sentirse bien.

Es un conjunto de conductas con formato repetido y de carácter compulsivo dirigidas a mantener relaciones sexuales. Habitualmente con diferentes personas, con el fin de satisfacer un intenso y frecuente deseo sexual.

La dependencia sexual puede implicar una variedad amplia de conductas. A veces un adicto tiene problemas con una sola conducta indeseada, y en ocasiones con varias.

La adicción sexual puede desarrollarse con un apego excesivo a la masturbación, la pornografía, o con una relación.

La esencia de toda dependencia es la experiencia del adicto de la total falta de control sobre una conducta compulsiva, que le lleva a una vida no manejable.

El adicto no tiene control y siente vergüenza, dolor y odio a sí mismo.

la adicción al sexo (3)

Puede que el adicto sexual quiera parar, pero en repetidas ocasiones no lo consigue, es incapaz de manejar su propia vida y las consecuencias de sufrir esta adicción conlleva un sentimiento de desesperación.

Una preocupación constante que ocupa cantidades tremendas de energía y genera un patrón de comportamientos o rituales que, generalmente desembocan en la «actuación sexual».

Cuando el adicto «actúa sexualmente», hay una negación total de emociones generalmente seguido por la desesperación y la vergüenza, o hay un sentimiento de confusión.

El intento desesperado por satisfacer su apetito sexual, le dificulta las relaciones sociales en su entorno: pérdida de interés en asuntos no sexuales y falta de amor propio.

¿Cuales son las causas de la adicción al sexo?

la adicción al sexo (2)

La adicción sexual es un trastorno que tiene diversas causas.

El trastorno dismórfico corporal, el juego patológico y las compulsiones sexuales, agrupándose en la categoría de trastornos del obsesivo-compulsivo.

A nivel ambiental se han encontrado factores implicados en el desarrollo de la adicción al sexo, como es el caso del fracaso social, la existencia de una familia de origen problemática, desestructurada o con abusos infantiles.

la adicción al sexo se denomina trastorno de la hipersexualidad, cuyos síntomas generales para su diagnóstico son:

  • Falta de control sobre la conducta sexual inapropiada.

  • Comportamiento sexual persistente con características autodestructivas.

  • Incapacidad de evitar o reprimir dicha conducta.

  • Cambios severos de humor relacionados con la actividad sexual (por ejemplo depresión o euforia).

  • Aumento gradual del número de relaciones sexuales.

  • Inversión de una cantidad de tiempo excesiva para buscar relaciones sexuales.

  • Interferencia negativa de esta conducta sexual en las actividades sociales.

Perfil de una persona adicta al sexo=Ninfomaníacos.

la adicción al sexo (8)

El adicto al sexo se define por su comportamiento, hay personas que presentan en su personalidad rasgos proclives a la “búsqueda de sensaciones”.

El cual es fruto de sus deseos, la persona adicta al sexo mantiene una actividad sexual excesiva, habitualmente promiscua e incontrolada.

¿Cuales son los patrones sexuales de los Ninfomaníacos?

la adicción al sexo (7)

  • Problemas de control de impulsos. No es capaz de controlar su impulso sexual.

  • La satisfacción sólo la obtienen en el momento, sintiéndose posteriormente culpables por haber mantenido la relación.

  • Persistente en su conducta a pesar de las consecuencias negativas.

  • Tienen pensamientos sobre temas sexuales casi de forma constante y de manera intrusiva.

  • Promiscuidad, su conducta sexual es ocultada mediante engaños, mentiras.

  • Frecuentemente recurre a la masturbación, encuentros con desconocidos, cibersexo, pornografía, prostitución…

  • El tiempo dedicado a la búsqueda de sexo le puede llevar al aislamiento, además de traerle problemas económicos y familiares.

  • Baja autoestima, presenta malestar similar al síndrome de abstinencia cuando no consigue mantener relaciones sexuales.

¿Como saber si eres adicto al sexo?

la adicción al sexo (5)

  • Guardas secretos sobre tu conducta sexual o fantasías eróticas con personas de tu entorno. Llevas una doble vida.

  • Tus deseos te llevan a tener relaciones sexuales en lugares o con personas que normalmente no escogerías.

  • Necesitas mayor variedad, más frecuencia, o actividades sexuales más intensas para alcanzar el mismo nivel de excitación o alivio.

  • Tus relaciones se van deformando debido a la preocupación sexual.

  • Cada nueva relación presenta el mismo patrón destructivo que te condujo a abandonar la anterior.

  • Sientes con frecuencia la necesidad de abandonar a tu pareja después de haber tenido relaciones sexuales.

  • La búsqueda de sexo o de fantasías sexuales están en conflicto con tus valores morales.

¿Cuánta cantidad de sexo es normal practicar habitualmente?

la adicción al sexo (6)

No existe ninguna cifra que pueda responder de forma certera a este interrogante, ya que la frecuencia adecuada de las relaciones sexuales no las marca nadie más que la pareja.

Cuando el deseo de mantener relaciones sexuales es demasiado frecuente y la búsqueda de satisfacción del acto sexual ocupa gran parte del día, o conlleva consecuencias negativas, entonces hablamos de la adicción sexual.

En este caso, es importante disponer de unas dosis adecuadas de asertividad, autoestima, tolerancia a la frustración, para poder prevenir esta adicción.

Es importante entrenarse en técnicas asertivas que reduzcan la dificultad de mantener relaciones interpersonales adecuadas, así como en técnicas de gestión emocional que le permitan reducir sus propios impulsos.

Para prevenir y evitar de esta manera que la persona que la padece, puede facilitar el desarrollo de la patología del Ninfomaníaco.

la adicción al sexo (1)Psicología Eduardo Ortega 2015

Anuncios

Autor: Psicología Eduardo Ortega

"Compartir, Conocer, Aprender, Crear, Escuchar, Observar, Crecer"

27 pensamientos en “La Adicción Sexual

  1. Excelente temática.

    • me gustaría que lo publicar as para jóvenes adolescentes ya que la juventud respecto a este tema no saben nada par eso hay niñas adolescentes convertidas en mamá temprana edad megusto mucho tu comentario y espero y lo vean mucha gente y tomen conciencia los jóvenes adolescentes su adicción sexual 0

  2. “Thanks for sharing” es una película muy interesante que aborda este asunto.

  3. Hola, como expone Stanislav Grof muchas de las adicciones tienen un origen en la búsqueda de una experiencia transcendental y en las vivencias perinatales. En concreto, la adicción sexual creo que puede ser una búsqueda de la unión total con la conciencia mal dirigida y proyectada en la unión con el otro, con una base en las experiencias de la MPB III (matriz perinatal tercera). Es muy significativa la experiencia terapéutica con alcohólicos donde tras una psicoterapia apoyada con LSD se alcanzó una recuperación total sin reincidencias en porcentajes nunca vistos, la terapia de la facilitación de una experiencia espiritual continua siendo, hoy en día, el eje de una organización como alcohólicos anónimos. Este tipo de terapias, con sustancias psicodélicas, continua teniendo mucho éxito en muchos países en la rehabilitación de adictos a la heroína, la cocaína, al tabaco o al juego.
    Sin duda el elemento social también ejerce un papel en este tipo de conductas, donde se promueve un consumo compulsivo de “lo que sea” como escape de la angustia existencial, y una visión de la sexualidad como elemento de poder y dominación que define la identidad. Finalmente parece ser que la “mascara” o falsa identidad es en el ser humano una permanente a lo largo de la historia que ahora ha llegado a estados de máxima expresión en una sociedad de la imagen. Una máscara que esconde un sufrimiento neurótico muy profundo.

    • Todo comportamiento de lo creado posee un trasfondo, si realmente queremos saber descubramoslo sin juzgarlo. Saludos

      • Hay de adicciones a adicciones; estar adicto a las drogas no es bueno, obviamente es dañinisimo tanto para el cuerpo como para el bolsillo; a las mentiras ni hablar, la televisión, alienatoria; al cigarrillo o al licor, muy destructivas. La adicción al sexo no es tan dañina, pues si se tiene esa adicción y media el amor, se me ocurre maravillosa pues en si se constituye en el motor del amor. Y si se tiene en cuenta que no se debe practicar con menores de edad, y no se violenta a nadie, va resultando muy placentera, sería como garantizar por ejemplo el 90% del éxito de una relación matrimonial. También creo que sería maravilloso volvernos adictos al amor, a la tolerancia, al buen pensar, a la comprensión, a la paz, a la ternura, a la dulzura, al cariño, etc., realmente hay de adicciones a adicciones.

        • Las adicciones, en todas y cada una de sus variantes, suponen una falta de control y consecuentemente un desequilibrio, como bien apunta Norman si deseamos ayudar, hay que averiguar el trasfondo sin juzgarlas. Un cordial saludo. Jacint Forber

          • Parafraseando cómicamente a Quevedo, somos algo así como unas personas a un SEXO adheridas…Nos lleva casi toda la vida tratar de que funcionen sin recurrir a la fuerza de la autoridad pero jamás las reduciremos una al gusto de la otra…hasta que las dos pierden fuerza y sólo pueden contarse anécdotas del pasado…Mientras están vigentes, Yin y Yang, la vida es tensión, a veces gozosa, a veces dolorosa, pero nunca quieta.

            • Hasta el ser humano mas equilibrado, tiene desequilibrios, “El peor desequilibrio es el equilibrio”.
              Jung, discipulo de Freud y que hoy por hoy sus postulados son tan o mas tenidos en cuenta que los de su mentor dice que los complejos, fobias y alteraciones psíquicas son necesarias;, eso si, no precisa “cuanta dosis” de estas “anomalias”; no podría decir nadie con precisión hasta que punto o medida empezarán a ser preocupantes, el sentido común, que es el menos común de los sentidos nos dan un indicador del punto “NORMAL” de la dosis de alteración que marque un estado de aberración en las personas. Los parámetros éticos son claros en cuidarse que una adicción puede estar siendo desmedida; en este caso la sexual, de no implicar niños, ni ningún tipo de desvalidos que no puedan oponer resistencia ante una invitación o acoso por parte de un adicto sexual. Ya cuando es frente a alguien que gusta de la misma tendencia y aceptación, considero que sería un punto de encuentro maravilloso entre iguales con enormes dividendos de placer. Aquí podría decirse que cada uno de sus participantes ha encontrado su paraíso, entra por supuesto a verse desde el prisma de donde se le mire a la situación sea el problema en si.

  4. Gracias Eduardo por compartir esta información.

  5. Considero que ninguna adicción es “lo esperable” para no hablar de normal/anormal.
    Cuando somos adictos, dependemos de… y no es bueno para nosotros

  6. Hola, creo que cuando uno ejerce control sobre sus emociones y concepciones intelectuales y además estas con su carácter en el actuar, ello implicará valorar concienzudamente a estos indispensables elementos dentro del aprendizaje, de esta manera uno puede desarrollar propicios conocimientos en pro de nuestro crecer espiritual.

    Si uno se capacitara permanentemente en observar y ver al entorno (las expectativas de vida) solo como el medio ideal para acrecentar consciencia y sin sentirse aludido, este nuevo parámetro nos permite focalizarnos mejor en el rumbo sugerido por nuestra mente y consciencia ante las diferentes realidades que percibamos.
    Saludos

  7. Les recomiendo ver la película SHAME, es un claro ejemplo de una persona adicta al sexo, la desesperación y la autodestrucción personal y laboral es evidente. Saludos

  8. por naturaleza del ser humano se crean adicciones, para sentirse libres de sus problemas emocionales.

  9. el sexo es uno de los mayores placeres que puede tener el hombre y según uno de sus postulados Sigmund Freud menciona que este es un objetivo primordial de la persona.
    Teniendo en cuenta lo anterior una persona adicta al sexo intenta conseguir este placer al sentirse incapaz de conseguirlo en otras áreas de su vida.

  10. En mi opinión la “linea roja” es la dependencia. Cuando dependemos de algo no somos libres. Claro que todas las dependencias no son iguales de destructivas, pero en la medida en que influye o interfiere negativamente en nuestra vida cotidiana, familiar, laboral, de pareja…, lo podemos considerar como un trastorno a tratar.

  11. “Perhaps the only difference between me and other people was that I’ve always demanded more from the sunset, more spectacular colors when the sun hit the horizon. That’s perhaps my only sin”. Nymphomaniac. (vol I, II). Lars von Trier.
    El cine como herramienta para la psicología y viceversa. El arte como reflejo de nuestra sociedad más íntima.

  12. Cuando leo estas pelotudeces vienen a mi memoria las palabras de un Psiquiatra que en un Congreso preguntó a todo el auditorio (entre quienes me encontraba): ¿Colegas: alguien vió alguna vez una Personalidad Múltiple?. Todos nos miramos interrogándonos. A decir verdad, ninguno de los presentes (psiquiatras con 20 y 30 y más años de experiencia) había atendido ni un solo paciente con Personalidad Múltiple. Sin embargo ahí andaba Hollywood haciéndole creer a la gente que en cada esquina podía toparse con una PM. La misma milonga con los niños autistas que resuelven enigmas.
    Darle entidad nosológica a un síntoma que aparece en el curso de una verdadera enfermedad es un disparate epistemológico. Pero ya sabemos cómo es la historia porque (como diría León Felipe Y SE TODOS LOS CUENTOS ) primero hay etapas de hipersexualidad en el Trastorno Bipolar… y de ahí pego un salto “cuántico” y resulta que hay hipersexualidad per se… y pego otro salto cuántico… y la mimosa es una hipersexual y el explorador es un hipersexual… y pego otro salto y A MEDICAR… A MEDICAR…Y cuál es la verdad?. LA VERDAD ES QUE CADA UNO ES COMO ES Y LA HIPERSEXUALIDAD NO EXISTE ( excepto claro está como forma de desesperación en el marco de una verdadera enfermedad mental.

  13. Las personas con adicción al sexo suelen tener también mas problemas emocionales que el resto de las personas, son mas impulsivos y no seria nada raro que muchas de estas personas hayan sido victimas de tocamiento o abuso sexual en la infancia, lo que hizo que aprendieran a usar el sexo de un modo inadecuado y destructivo, cualquier persona que no padece de esta adicción puede recurrir al sexo en un momento dado, ya sea para afrontar el estrés o para sentirse mejor, sin embargo estas personas lo hacen de manera habitual y obviamente cada vez con mayor frecuencia. El adicto puede incurrir en promiscuidad e infidelidad ocasionando la ruptura de la relación en el caso de tener pareja.
    Considero que finalmente es una ADICCIÓN y por ende no hay forma de que ésto NO traiga consecuencias desfavorables para quien lo padece. Saludos Cordiales.

    • Algunos opinan que la adicción al sexo podría considerarse buena y positiva en la pareja, respeto su opinión pero no lo creo así ya que cualquier adicción limita a la persona en otras áreas de la vida centrándose solo en una, ademas una pareja necesita fidelidad y compromiso por la otra parte, lo cual un adicto al sexo no puede tener ya que necesita tener sexo en cualquier momento y busca ademas a otras personas aunque no sean su pareja, esto obviamente traerá consecuencias negativas en la pareja.

  14. Parece evidente que los adictos al sexo no lo unen a la experiencia trascendental que llamamos amor. Traumas como sufrir abuso sexual en la infancia pueden generar esta disociación. ¿Se puede construir una relación de pareja sin fidelidad? ¿Cual sería la base del proyecto vital de esa pareja? Aunque en nuestra sociedad encontramos ejemplos de parejas con “relaciones abiertas” en realidad, en las pocas que he conocido personalmente, son fruto más bien de una carencia sobrevenida en el “matrimonio” que de una condición previa. Me pregunto si en estas personas no se da un cierto desapego hacia el fruto de las relaciones sexuales, los hijos, aún cuando coincida el padre biológico con el legal.

  15. Pingback: La Adicción Sexual - WRadio

  16. el que lo padece esta jodido y punto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s