PSICOLOGIA EDUARDO ORTEGA

Controlando la IRA

8 comentarios

controlando la ira (9) EL DICCIONARIO DEFINE LA IRA:

Como enfado cuando no se cumplen nuestras expectativas o cuando nos sentimos amenazados o puestos en entredicho. Bajo estos efectos se siente rabia y hostilidad, a veces incluso tendencia ala agresión ante quien considera su causante.

Interfiere negativamente en la vida cotidiana:

Es una emoción que se origina en el deseo, de que las cosas no sean exactamente como uno quiere que sean y como realmente son, una forma de reaccionar ala frustración, ante la forma de actuar de otras personas que no se ajustan al patrón esperado.

• Hay múltiples motivos en la vida por los que podemos sentir ira: acontecimientos inesperados, discusiones, por el desorden ajeno.

• Y muchas formas de expresar la ira: amenazando, chillar, negar la palabra, insultar, el sarcasmo y la agresión, disminuye las relaciones afectivas y genera estados de animo negativos, tristeza, ansiedad, depresión.

 ¿La ira produce satisfacciones?

controlando la ira (7) La persona que permite ser dominado por esta emoción, le hace sentirse importante, ocurre cuando haciendo ostentación de su cargo una persona actúa airadamente con sus subordinados imponiendo por la fuerza su autoridad.

Es una satisfacción mediante el ejercicio del poder que el cargo proporciona. Cuando no hay ningún interés en solucionar el problema mediante el diálogo la ira puede ser un buen argumento para evitarlo. Como conducta manipulativa hacia otras personas.                          

controlando la ira (10)¿Que hacer cuando quien sufre el acceso ala ira es otra persona?

La ira que cualquier persona experimenta sigue un patrón especifico, con unas pautas características que responden al síntoma de la curva de hostilidad“.

Un estado específico que la persona experimenta y que consta de seis fases:

1.Fase racional.

controlando la ira (1)El nivel emocional adecuado para la interacción y solución del problema, nuestro estado habitual.

2.Fase de disparo.

controlando la ira (3)

La persona acumula irritación cuyo origen puede ser una situación incomoda.Lo más oportuno en ese momento es dejar que la persona  libere su estado emocional sin intervención por nuestra parte.

3.Fase de enloquecimiento.

controlando la ira (2)Si la persona no es provocada y no se interfiere en la reacción inicial de la fase de disparo, el enfado remite y la hostilidad comienza a disminuir, no es posible continuar mucho tiempo “fuera de sí”.                         

 4.Fase de afrontamiento.      

controlando la ira (1)Es el punto crítico y dependiendo de como actuemos conseguiremos pasar ala fase de enfriamiento, apaciguando ala persona, o por el contrario haremos que mantenga y vuelva al estado inicial de irritación.

5. Fase de enfriamiento. 

controlando la ira (2)Decir algo que implique empatía y aceptación de la otra persona hace que termine por calmarse, desapareciendo la manifestación de la ira, con vuelta al estado racional que permite la argumentación.                                            

6.Fase de solución de problemas.

controlando la ira (6)En esta fase la persona vuelve ala situación de normalidad y tranquilidad , pudiéndose analizar racionalmente el incidente que provocó la reacción de ira.

¿Cómo afrontar la hostilidad?

controlando la ira (3)Actitudes (✔ inhibidoras) contra (activadoras ✖) de la ira:

✔ Mostrar compresión=Discutir ✖

✔ Escuchar con atención=No escuchar ✖

✔ Permitir que la persona exteriorice su irritación=Intentar cortar la ira ✖

✔ No opinar que se debe o no hacer=Decir ala persona lo que sí hacer ✖

✔ Manifestar calma, actitud y el tono de voz=Elevar el volumen de voz ✖

✔ Expresar empatía=Entrar en confrontación mediante gritos ✖

FORMULAS PARA ERRADICAR LA IRA:

controlando la ira (1)• Procurar sustituir siempre la ira por otro comportamiento más tranquilo y adecuado, por ejemplo la argumentación, el razonamiento, ponerse en el lugar del otro, analizar despacio lo que esta ocurriendo.

• La expresión de la ira es una conducta más saludable que su represión, pero hay conductas alternativas  mucho más beneficiosas, al fin y al cabo es un habito que hemos elegido, la ira perturba en el plano físico y psíquico, pero también podemos aprender a eliminarla y elegir otra cosa.

• Uno de los mejores remedios para eliminar la ira es el sentido del humorla ira y la risa son incompatibles es un asunto de simple elección, ¿por qué no elegir reírnos en lugar de enfadarnos?

• Muchas de las situaciones que nos encolerizamos son absurdas, buscando el aspecto positivo o gracioso, para terminar riéndonos de ellas o de nosotros mismos.

• la ausencia constante de la risa es un síntoma de que algo va mal en nuestra vida, tiene un valor incalculable, la risa afecta positivamente nuestro animo y el de las personas de nuestro alrededor, es contagiosa y facilita la comunicación, fomentado la amistad, cuanto más la utilizamos mejor nos sentimos.

La ira te mutila los órganos de los sentidos no aporta ningún beneficio.

Lo mejor que puedes hacer es alejarla de tu vida.

controlando la ira (8)Psicología Eduardo Ortega 2013

Anuncios

Autor: Psicología Eduardo Ortega

"Compartir, Conocer, Aprender, Crear, Escuchar, Observar, Crecer"

8 pensamientos en “Controlando la IRA

  1. MMMMMMMMM, lo siento pero esta vez no voy a estar muy de acuerdo contigo…la expresión de la ira es necesaria y beneficiosa pues la tensión emocional contenida tiene consecuencias dañinas para la persona. Más que intentar que la persona no exprese la ira quizás sea más recomendable que aprendamos a expresarla positivamente, sin hacer daño a nada, nadie, ni a nosotros. Existen técnicas de expresión de la rabia muy muy recomendables. Culturalmente se ha etiquetado a algunas emociones como positivas y otras negativas (donde se encuentra la ira metida), no obstante es una emoción que surge, que es legítima y hay que permitirle que aparezca y que se gestione, como otras, de una forma beneficiosa. Para gestionarla hay que expresarla, no inhibirla…
    Gracias por tu aportación, no obstante está claro que es una visión algo reducida. Desde mi humilde opinión, claro.
    Un abrazo

    • Hola Marta , es un placer recibir tu opinión y perspectiva personal, lidiar con esta emoción es complicado, y sus diferentes formas de expresión puede resultar beneficiosas o incluso perjudiciales para la salud. Coincido contigo en que hay muchas herramientas para trabajar sobre esta emoción, se tiene que sacar todo lo que hay, no hay que reprimir la ira, porque es la única manera de sentirte tranquilo de otra forma es como estar sentado en un volcán en erupción. Nos han enseñado que la ira viene solamente en cierta situación de tensión, eso no es verdad, nacemos con ira; es parte de nosotros. En ciertas situaciones aparece; en otras situaciones está inactiva, pero está ahí, es un problema entenderla. cuando la descargas en alguien te sentirás muy culpable, porque el otro no lo ha merecido en absoluto. La ira es como fuego y hay que apagarlo, porque si permanece en ti, nunca sentirás tranquilidad y seguirás ardiendo interiormente. la ira seguirá encontrando excusas fuera, y si no la sacas sin excusa, la sacarás con alguna excusa y entonces el problema es más complicado. la sacarás contra tu pareja, los niños, el amigo, con alguien…
      Un abrazo.

  2. ¡¡¡Impresionante!!! He vivido la ira de mi hermana mayor y es tal cual lo describes, sólo que ella no se siente culpable, más bien dicen que la tomen por mala que por idiota… Realmente no creo que sea mala más bien bastante torpe para saber manejar las situaciones y su único desahogo es gritar y soltar su ira aunque con ello, hiera a los que estamos a su alrededor.
    Un artículo impresionante la verdad, muy bien descrito.

  3. Gracias Eduardo. Un artículo muy interesante y útil. Creo que desgraciadamente es un estado cada vez más habitual en algunas personas, y muy dañino tanto para ellas como para los que están alrededor. Destruye las relaciones y genera insatisfacción permanente en los que la manifiestan. Deberíamos de reflexionar más sobre como nuestras actitudes afectan a nuestro entorno y a nosotros mismos.
    Aprovecho para desearos a todos felices fiestas. Susana

    • Te agradezco la opinión Susana, la ira hace referencia a aquellos sentimientos de violencia, enojo, angustia e indignación generados en torno a situaciones o personas específicas. Es un sentimiento de descontrol anímico que puede finalizar muchas veces en diferentes tipos de violencia, especialmente si no está bien canalizada. Conocida como uno de los siete pecados capitales, es sin duda un instinto que, dependiendo de los casos particulares, puede acercar al ser humano al estado casi animal en el cual el uso de la razón queda bloqueado por los sentimientos irracionales…
      te deseo felices fiestas, saludos!

  4. En tu línea Eduardo. Muy bueno el post, una vez más felicitaciones.

    Un abrazo

    Enrique Bazako Goiburu
    http://www.clinicacauce.es/

  5. Siguiendo una línea a la que adhiero, sostengo que las emociones no son ni buenas ni malas, son señales.Señales de que algo no anda bien en este caso. Nuestras emociones tienen un componente de experiencia interna y una manifestación externa.
    Resultan de la actividad del sist. nervioso y son necesarias para la supervivencia del individuo, así es que la agresividad y enojo, permiten al sujeto enfrentarse a situaciones de riesgo, y, si el SN juzga que el enemigo es extremadamente peligroso sustituye la ira o rabia por miedo. Entonces el impulso se transforma en escapar para protegerse.
    La emoción tiene dos manifestaciones: uno es la sensación subjetiva que sentimos en nuestro interior. La otra es la manifestación externa de la emoción (EJ: gestos, risa, llanto, gritos) A veces es posible separar los dos componentes, por ejemplo, se pueden simular las manifestaciones de una emoción sin realmente sentirla.
    Eso indica que estos dos aspectos de la emoción residen en regiones separadas del cerebro.
    A dos personas pueden tocarle situaciones muy similares y sin embargo, reaccionar en la exteriorización de forma muy diferente. En esto tiene que ver que tipo de “filtros” ha desarrollado y si su entorno formador vivenciaba la ira como aceptable.
    De allí su incorporación, ese “modelaje” del que habla Bandura y que tanto cuesta despegar cuando somos y debemos actuar como adultos.
    Lamentablemente, las fases son como las describís y para quien así la expresa hay casi siempre un período de arrepentimiento al ver como afecta a sus relaciones. Las personas con ataques de ira suelen manifestarla aún más con los seres más cercanos, quienes se van alejando.
    Creo que se puede lograr una reestructuración cognitivo- afectiva, pero la persona debe manifestar y evidenciar compromiso ;y cumplir con objetivos y metas con constancia, Desde mi lugar de neurosicoeducadora y neurosicoentrenadora, conociendo la plasticidad cerebral que nos acompaña hasta la muerte (excepto que haya un daño cerebral) creo firmemente que siempre se pueden cambiar las conductas. Hay que elegirlo en forma conciente y entrenar “la cabeza” como entrenamos los músculos para una maratón. Muy importante e interesante
    tu aporte.

  6. Reblogueó esto en ALAS DE MARy comentado:
    LA IRA Y SU CURVA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s